¡DISFRUTAR DE LA VIDA NO ES PECADO!

Lo primero de todo es que tú [email protected] seas consciente del paso que quieres dar y aceptes la responsabilidad que conlleva.

Nadie va a impulsarte para que lo hagas, ni que cambies a hábitos más saludables.

Tú eres el que tiene el poder de decisión.

Evidentemente, existen factores externos a nosotros que condicionan nuestra existencia y que nos afectan negativamente: esta pandemia global, una ruptura amorosa, problemas económicos o la desaparición de un ser querido, entre otros.
 Sin embargo, de lo que se trata es de mantener una actitud positiva ante la vida para poder afrontar los retos que ésta nos presenta con la máxima fortaleza.
Para ello, contamos con un aliado que nos puede ayudar a disfrutar: nuestro cerebro. El órgano más importante del cuerpo es el responsable de que segreguemos una serie de sustancias que han sido relacionadas con la felicidad:
  • La Dopamina: una hormona que se activa cuando recibimos una recompensa.
  • La Serotonina: que ayuda a tener una autoestima alta.
  • La Qxitocina: otra hormona que se activa cuando recibimos amor y cariño.
  • Las Endorfinas:  sustancia que sirve para ocultar el dolor.

La gran pregunta que seguro que te estás haciendo es: si estas sustancias son tan importantes.

¿Cómo puedo hacer para que mi organismo las active?

 
Pues te propongo varias acciones que puedes realizar hoy mismo para tratar de disfrutar más de tu vida.
Espero que te gusten…
Aspectos mentales para disfrutar de tu vida.
Como dijimos al principio, nuestra mente tiene mucho que ver con la percepción de la realidad y, por eso, una de las claves es disponer de un estado psicológico óptimo. Para ello, nada mejor que:
¿Disfrutar?
El verbo disfrutar hace referencia a “complacerse, recrearse o deleitarse con las bondades de algo”.
 
“Quien disfruta experimenta bienestar, alegría o felicidad“.
 
 
En algunos momentos creemos que sólo se puede disfrutar cuando todas las circunstancias se dan para ello, cuando estamos en la montaña la compañía perfecta y en una casa de madera con chimenea.
Pero hay mucha gente que se encuentra en esas circunstancias y aun así NO DISFRUTA.
Yo me quedo con la frase “experimentar alegría, bienestar y/o felicidad” Porque para mí puede darse todas ellas…..¿por qué solo una de ellas?
Implica un trabajo consciente experimentar “alegría, bienestar y/o felicidad” de aquello que vivimos.

¿Cómo llegar a disfrutar?

Tomando tres decisiones de base

  1. Tomar la decisión de dónde hacer foco: en lo que no puedo controlar, lo que puedo controlar, lo que me hace bien, lo que me hace mal?
  1. Yo decido qué significado le doy a lo que me ocurre: ¿es un castigo, una desgracia, una bendición, un castigo, un aprendizaje?
  1. ¿Voy a hacer algo al respecto? Me angustio, me calmo, me pongo reactivo, agradezco la oportunidad?
Disfrutar es un verbo de acción, de recibir las situaciones con los brazos de par en par, sacar lo esencial y curar nuestra alma con.
¿Y qué necesitas para conseguirlo?
De decisiones que van a ir puliendo nuestro sentir, pensar y actuar.
Ese pensar, sentir y actuar se va a traducir en un sentimiento de gratitud.
Y si a ese sentimiento de gratitud le sumamos valía y acción, tendremos Abundancia.
Valía + Gratitud + Acción= Abundancia

¿Ahora, le das la importancia que tiene a disfrutar de la vida?
¿Qué vas a hacer ahora?

Te propongo un ejercicio 

    • Piensa en una situación que hayas vivido últimamente que te haya resultado “una más”… puede ser una comida en familia a la que no le hayas dado importancia por ejemplo.
    • Pregúntate: ¿Puedo agradecer algo de esa situación?
¿Algo positivo de esta situación? ¿Qué conclusión o aprendizaje saco de ello?
    • Reconoce la importancia de ese aprendizaje.
    • Genera una próxima acción.
 
Hay infinidad de posibilidades y combinaciones, ponte a jugar y “disfruta” de este trabajo.
 

¿Disfrutas de lo que vives día tras día?

 
Esta es la pregunta del millón y te aseguro que esa respuesta está dentro de ti.

 

A estas alturas y con toda la información que tenemos a nuestro alcance, está más que claro que una correcta alimentación ayuda a prevenir enfermedades y, por supuesto, a fomentar nuestro bienestar físico y mental.
Esto es así porque muchos de los componentes de los alimentos y los complemento nutricionales nos ayudan a reparar el cuerpo, a relajarnos, a darnos más energía y, en definitiva, a nutrirnos.
 Podría decirse que relajarse también es una tarea esencial que todos deberíamos fomentar.
 En un mundo donde predomina la inmediatez y las personas se ven obligadas a solucionar situaciones complicadas en tiempo record, conseguir calmar la mente y reducir el estrés se hace cada vez más necesario.
Haz cosas por los demás:  hacer algo positivo por otros seres humanos, no existe nada más gratificante en el mundo. A veces consiste simplemente ayudar a tu familia cuando lo necesita, escuchar a tu pareja, otras, o a un compañero de trabajo, o a un desconocido.
La sensación de poder contribuir algo, hace que te sientas valioso y abundante.
Y así lo aseguran también muchas personas que se prestan a ayudar a personas en riesgo de exclusión social como voluntarios , también para proteger el medio ambiente o más recientemente cuando ayudan a personas que han pasado tristemente por la muerte de un familiar por el Covid.
La espiritualidad, es la cuestión más abandonada de todas, pero quizás la más necesaria.
Al margen de las connotaciones religiosas evidentes de esta palabra o de las creencias que tengas (tranquilamente puedes ser ateo pero aspirar a que tu vida sea trascendente), te invito a que profundices en el terreno que te propongo a continuación, ya que está directamente relacionado con disfrutar de la vida.
Pensar en la vida y la muerte: 
¿Cómo puede ser que pensar en la muerte te haga feliz?

Por supuesto que no.

Todos anhelamos ser inmortales, pero pensar que en algún momento de vida dejarás de existir hará que disfrutes más cada momento de ella.
Cuando digo cada momento me refiero a cada momento, incluso en aquellos en los que no eres positivo, porque es muy duro.  Aunque alguna enseñanza podremos sacar, aunque sea para no caer en los mismos errores en el futuro.
En esta Pandemia estamos aprendiendo que la muerte te da una perspectiva de lo increíble y milagrosa que es la vida.
Como decía Albert Einstein“Puedes ver la vida como si nada fuera un milagro o como si todo fuera un milagro”.
Aquí tienes a un hombre de ciencia con una visión trascendente de la vida.
 La vida es única y corta, ya tienes la eternidad para estar muerto, así que aprovecha tu vida y disfruta de ella.
Entiende lo inevitable: conectando con el punto anterior y sin entrar demasiado en cuestiones muy intensas, te insto a que investigues sobre la corriente filosófica conocida como estoicismo, del cual Séneca, de origen español, fue gran promotor y gran pensador.
Se ha puesto últimamente  muy de moda y grandes emprendedores de Estados Unidos se han adscrito a esta corriente de pensamiento, porque te ayuda a tener la serenidad que necesitas, proporcionándote muchos recursos para afrontar los retos de la vida como normales: los conflictos, la enfermedad, la muerte.
Entienden que forman parte de la vida y que, por tanto, no es preciso darles mayor importancia. Es lo que ellos llaman la ataraxia o imperturbabilidad.
Sí, es verdad, es muy difícil de llevar a la práctica, pero merece la pena intentarlo, ¿verdad?
 

Deja un legado: 

Otra cuestión importante es afrontar la vida como una oportunidad para dejar un legado a los demás y no como mera supervivencia. No tiene por qué ser nada extravagante, a veces simplemente consiste en ser voluntarioso, amable o positivo. Aportar algo realmente valioso desde cualquier punto de vista.
No tienes por qué descubrir una cura para el cáncer o crear una compañía que emplee a cientos de personas (aunque serian grandes logros para la humanidad, evidentemente).

El caso es que dejes tu legado, algo por lo que te recuerden aquellos que te conocieron.
Recuerda que sentirte querido activa la Qxitocina, una de las hormonas de la felicidad, así que piensa en cómo debes sentirte cuando muchas personas te tengan un gran aprecio por aquello que les has aportado.

Contempla la belleza: 

Abraham Maslow, uno de los grandes filósofos del siglo XX y creador de la famosa Pirámide de Maslow o jerarquía de las necesidades humanas, dijo que una vez que hemos satisfecho todas nuestras necesidades fisiológicas, de seguridad, de afiliación, de reconocimiento y de autorrealización, sólo nos queda alcanzar la belleza para ser completamente felices.
No se refería precisamente a la belleza física de una persona, sino a la idea de belleza que puedas encontrar en un paisaje sublime o en una obra de arte. Así que aquí tienes una de las últimas acciones que puedes llevar a cabo para disfrutar de la vida, buscar instantes de belleza.

Te dejo como he empezado…

¡¡¡DISFRUTAR DE LA VIDA NO ES PECADO!!!

20 comentarios en “¡DISFRUTAR DE LA VIDA NO ES PECADO!”

  1. Christen Sutherland Ruthven

    I found your blog website on google and check a few of your very early articles. Remain to keep up the excellent run. I simply extra up your RSS feed to my MSN Information Reader. Looking for onward to reading more from you later!?

    1. mariajoseferre

      Hola Arabele, esta vida está llena de incongruencias y solo necesitamos bajar a la realidad y dejarnos de tanta película.
      Saludos y ánimo.

  2. Lottie Tod Dianemarie

    I was suggested this blog by my cousin. I am not sure whether this post is written by him as no one else know such detailed about my difficulty. You are wonderful! Thanks!

    1. Hola Lottie! Me parece divertido que pienses que soy tu primo….pero no!! Me alegra saber que este atrículo te ha gustado. Saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad